La Observación de Aves: Pasatiempo, Deporte, Obsesión… o una mezcla perfecta de ciencia y locura

“¡Daniel, Daniel Los Patos!…” todavía lo recuerdo bien, fue un mes de abril del año 2006 mientras cursaba la clase de Ornitología en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y mi maestra Sherry “Pilar” Thorn nos llevó a un lugar en las afueras de Tegucigalpa a ver aves. Admito que en esos días llevaba un romance idílico de muchos años con la Botánica, particularmente con aquella relacionada a la propagación de semillas. Pues apunté unos binoculares prestados hacia una manchas en el agua y ante mis ojos aparecieron 3 patos de pequeño tamaño y uno en particular tenía una media luna en la cara “¡Anas discors!” dije para mi, y así conseguí al Blue-winged Teal como lifebird.
6 años han pasado desde ese momento y 508 lifebirds después puedo decirles que la observación de aves ofrece mucho más de lo que aparenta. Como mencioné en esos tiempos la propagación de semillas era mi taza de té y de hecho mi tesis de pregrado estaba casi terminada en ese ámbito. Un día durante la clase de Ornitología cuando la profe Pilar dijo “Los patos tienen unos penes primitivos pequeños y cuando migran de regreso a América del Norte se van con su pareja”…mi mundo cambió, la concepción de un planeta tierra plano sostenido por 4 elefantes sobre una tortuga nadando en leche nunca fue tan claro. Obviamente abandoné mi tesis con propagación de Lonchocarpus sanctuarii y me tirè de cabeza al mundo de las aves.
Mi primer libro de aves fue un Birds of Mexico de Peterson, el cual aun tengo, aunque admito que no uso. Mi primer ave identificada en ese libro fue Tyrannus melancholicus, el cual me costó un poco en aquel momento y porque no decirlo, todavía me dan problemas esos Cazamoscas. Aun hoy, el Tropical Kingbird como se reza el nombre de aquella ave sigue siendo de mis aves favoritas, todo sobre ese pájaro es increíble, su canto, su técnica de caza, su poco interés hacia el caos de la vida diaria del ser humano y sobre todo algo que nos enferma a todos los observadores de aves, ¡Su capacidad de volar! Creo que todos los que observamos aves alguna vez hemos deseado tirarnos de un precipicio en aras de poder salir volando también. ¿No?…Oh, ok, solo soy yo entonces.
De cualquier manera, siempre me ha llamado la atención como las personas me quedan viendo preocupadas cuando les hablo sobre mi vida/profesión/hobbie. ¿Y usted qué hace? comienza por lo general la pregunta “Trabajo con aves” es siempre mi respuesta… Ahora, la réplica de las personas muchas veces raya en lo absurdo, pero ocasionalmente toca los umbrales de lo sublime… “¿Con aves, como en una pollera dice?”. Como verán, las personas son sorprendentes.
Pero, entonces, determinemos por un momento que es la Observación de Aves, si tomamos el concepto dentro del Diccionario de la Real Academia Española el cual define un pasatiempo como la diversión y entretenimiento en que se pasa el rato. Si, por qué no, la observación de aves es entretenida, divierte y ayuda a matar incalculables horas de tiempo ya sea en el campo o en la exhaustiva revisión de listas, observación de laminas o conversaciones sobre observaciones de aves, imaginen un grupo de personas diciendo: “Ayer miré un Xiphocolaptes promeropirhynchus”, “Wow en donde! ¿Fue life bird para vos?”.

Personalmente no pienso que la observación de aves sea un pasatiempo, al menos no por mucho tiempo. Si, admito que al inicio del “peregrinaje” de las aves, se comienza como un hobbie (para usar esas palabras anglosajonas globalizantes), pero a medida se observan más y más aves, se desarrolla lo que me gusta llamar “El Síndrome Pokèmon”, el cual surge de la canción de esta serie infantil que en una de sus partes dice “Pokèmon, tengo que atraparlos. Mi destino así es”. Generalmente el síndrome se desarrolla al llegar al número 100 en la lista de aves observadas, lo cual en estas regiones Neo-tropicales se alcanza bastante rápido, en unas 3 salidas al campo se puede decir que una persona está infectada de Birdwatching. Aunque algunas personas por mucho que observen aves no se se obsesionan, tal vez sea algo en los genes.

Existen personas por ahí que aprecian la observación de aves por precisamente eso, la observación. Conozco amigos que pueden estar toda una mañana observando un Zorzal durmiendo o dos colibríes peleando sin entrar en desesperación por ver aves nuevas…¡Oh! Como envidio a estas personas. Poder disfrutar la observación de aves por lo que realmente es, observar y apreciar. Y muchas veces los twitchers (véase el observador de aves empedernido) se pierde de observar comportamientos interesantes, pero, a cada quien lo suyo en todo caso.

De cualquier manera, la persona que en convicción de su realidad se sumerge en las profundidades de la “Pajaralogìa”, presenta la necesidad irrevocable de conseguir libros de aves (entre más libros y más gruesos, mejor es), lo mismo sucede con los materiales ópticos “tengo unos binoculares 7×35 marca incendio, ahora quiero unos Eagle Optics 8×40….NO, ¡Quiero uno Swarovski y un telescopio que les haga juego y que sean verdes!”. Yo les digo a mis conocidos, si tus binoculares tienen un precio similar a tus electrodomésticos, es que estás pegado. Me agrada ver como algunas personas salen al campo con al menos 20 libras de equipo, por un lado tienen su cámara fotográfica, por otro lado su grabador de sonidos, los respectivos libros de campo, los binoculares, el chaleco con 25 bolsas y demás enseres particulares que no describo en detalle para que no piensen que hablo de la gente… ¡Y después se preguntan por qué se cansan! Si casi que están preparados para una marcha forzada a campo traviesa. En mi caso particular, binoculares y bote de agua, GPS y mapa cuando necesario… lo demás pues, me da pereza, admito ser un “pajarero perezoso”. Si me despierto antes del alba es porque ver el sol salir es bonito.
Ahora, y es aquí donde la mula botó a Genaro como acostumbran a decir en América Latina (para que no perdamos nuestras raíces autóctonas), a medida que el observador de aves adquiere más experiencia y capacidad de identificación, así como agotar las aves comunes de su barrio y tomarle foto a todas, necesita buscar aves más emocionantes, que presenten mayor reto. Aves que observa en la guía de campo y dice: “¡Necesito un Long-tailed Manakin!”. El tiempo pasa y esta persona no solo tiene un lifelist (véase el listado total de las aves que ha visto), sino que poco a poco, conoce cantos de las aves, las reconoce al vuelo, detecta movimientos repentinos con la esquina de sus ojos, ha visitado muchas áreas protegidas conocidas y algunas que el Estado de Honduras ha olvidado que existen y por si eso fuera poco pronuncia frases que abruman a las personas comunes como “Que interesante, aquí los Zanates cantan distinto que en mi casa”.

Entonces, si regresamos a la madre patria y consultamos su diccionario este nos dice que un deporte es la Actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas. Aja, muy bien. ¿Compiten los observadores de aves? ¡Claro que sì! Y el que no compite con sus amigos compite consigo mismo. “Hoy voy a levantar una lista de 100 aves o no regreso a la casa a comer” “Hoy tengo que ver al menos 2 lifebirds”. ¿Requiere entrenamiento para ser observador de aves? Yo diría que mas que entrenamiento se necesita convicción, pero si, el entrenamiento es fundamental.
He observado a lo largo del tiempo que con algunos grupos de difícil identificación, los Birders (como le dicen a los observadores de aves en los Estados Unidos) han desarrollado sus propias técnicas de identificación basados puramente en la observación y el análisis de patrones. Eso es aprendizaje, ensayo y error, estrategia, táctica y Dios sabe cuántas cosas más en algo que es un pasatiempo…el tiempo pasa en todo caso.

¡AJA! Pero no puede estar sujeto a normas, ¿O sí? Si, está sujeto a normas, algunas estrictas otras no tanto, otras más como recomendaciones y ética, pero todo está regulado. Usualmente en Honduras se mantiene como norma fundamental que Lifebird solo es el ave vista, aves escuchadas no son lifebirds. Pero esto es según la escuela Norteamericana de Observación de Aves, los británicos por otro lado, como viven en una isla y comen pastel de anguila y otras cosas interesantes toman en cuenta las aves escuchadas como lifebirds. Los Bretones me caen bien. ¿Serà entonces que es un deporte?

Tomemos en cuenta un pequeño ejemplo: Si una mañana salgo al campo a buscar Quetzal, este animalito, no me estará esperando en la primera rama del primer árbol con el que me tropiece. No señor. Tendrè que acecharlo, usar la visión de 1000 yardas usada por los Comandos en operaciones de Jungla, caminar lentamente observando, oliendo. Me va tocar peinar la montaña, estar atento a los sonidos, imitar el canto de este hasta que el sospechoso quetzal aparezca, o no aparezca, las aves son bien caprichosas. Todo esto no me suena a pasatiempo, me suena más a Cacería, ya que se persigue, acosa y captura la presa ave en fotografía y ese es el trofeo. El Cazador en cierta manera realiza la misma actividad que el Pajarero, tal vez con menor muerte per capita en todo caso.
El razonamiento detrás de esto es que todos saben que la cacería es un deporte, nadie lo discute, tal vez los activistas de animales pondrían un reparo, pero en todo caso dirían es un “deporte estúpido”. La observación de aves es cacería sin armas, o al menos sin matar a las aves.

Volviendo al punto, específicamente el hondureño, así como al observador de aves novato que miró todas las aves de su barrio y tuvo que expandir su horizonte hacia otras montañas, llega un momento en que el horizonte difícilmente se expande y se debe regresar al origen a buscar esas especies que son particularmente caprichosas… ¡Sunbittern donde estás! Así que uno regresa una y otra vez a buscar esos pajaritos tan bonitos que simplemente no aparecen, pero que todos tus amigos han visto, es aquí que la desesperación algunas veces llega y uno dice “Esa ave la voy a ver nunca”.

Ejemplo claro de esta forma de pensamiento es que siempre he dicho que el día que pueda ver un águila arpía me retiraré de la biología para perseguir mi sueño original de poner una pulpería y colocar mi título de licenciado al lado del rotulo que dice “Hay queso seco y chorizo olanchano”, Pero según me cuentan, es más fácil lograr la paz en medio oriente que observar un águila arpía en Honduras, así que tendré q ser biólogo un tiempo más, pero sepan que si algún día veo esa majestuosa ave rapaz que llevo tatuada en la piel, los precios de mi negocio serán altamente competitivos y siempre ofreciendo la mejor calidad del mercado. Ah sí, y seguiré observando aves de manera aficionada.

Pero aunque soñar con ver aves hermosas enferme la mente, la labor del observador de aves aficionado o profesional, es crucial en muchos aspectos, dado que actualmente la cantidad de Ornitólogos profesionales es muy poca y no pueden ser omnipresentes como los Zopes de Cabeza Negra, el observador de aves, asiste y ayuda a este en levantar datos de gran importancia para la conservación y muchas veces determina sin querer queriendo como decía el Chavo del Ocho listados de línea base de muchos sitios , los cuales gracias a la tecnología de la informática del futuro pueden ser archivados y vistos en http://www.ebird.org Realmente vivimos en tiempo maravillosos, tal vez no hay naves espaciales y no estamos vestidos con papel aluminio como hicimos de niños, pero tenemos aves que es la siguiente mejor cosa.

Quien observa aves, al igual que cualquier otra persona que se involucra en actividades recreativas tiene la responsabilidad de compartir esta información no solo por hacer fama de sus cualidades deportivas sino para ayudar en la conservación y promulgación de la actividad a la que se dedica. De nada sirve ser el Lance Armstrong de las Aves de Honduras si nadie sabe que aves has visto, es así de fácil. ¿Escucho por ahí un Big Year para Honduras?…¿un Big Day?…¿eBird?

El diccionario de la lengua que se celebra el 23 de abril reza en su palabra obsesión: Idea que con tenaz persistencia asalta la mente. Tengo 508 aves a mi cuenta, pero necesito 510, cuando tenga esas ocuparé 515 y así hasta tenerlas todas… ¿y que pasará con todos nosotros cuando tengamos todas estas aves? ¡Gracias a la Diosa tengo un plan!: Condor en Perù, Lammergeier en los Pirineos, Steller`s Sea Eagle en Rusia, South Polar Skua y Wandering Albatros en donde los encuentre… Colombia, Perú, Namibia, Madagascar, Estados Unidos, Attu, Galápagos, Honduras de regreso, India, Antártida…y que la Diosa nunca me quite los Rufous-naped Wren que me hacen sonreír cada mañana.

Soy un Atleta de la Observación de aves, es parte de mi vida, es mi obsesión casual, es mi excusa para salvar el mundo.

About these ads

~ por Luis Daniel en abril 25, 2012.

3 comentarios to “La Observación de Aves: Pasatiempo, Deporte, Obsesión… o una mezcla perfecta de ciencia y locura”

  1. Que increíble leer tantas verdades me encanta su manera de pensar! ojala hubieran muchas personas igual a ud ?! me encanta la biología lastima que no puedo estudiarla! La observación de aves es maravillosa no, tengo ese flujo de palabras ni tanto conocimiento pero es bello quedar observando durante treinta minutos o mas una ave y pregunten que tanto le ves ? Saludos ! :)

  2. Felicidades. Excelente labor, he compartido dos de tus reportajes, pues son temas afines a mi blog, espero no molestar. Slds.

  3. Saludos desde Arequipa _ Perú , me considero un cazador fotográfico y me identifico con casi todos los síntomas de la famosa enfermedad de la “pajarologia”. convencido que soy un cazador fotográfico. un gusto leer este articulo. Cuando quieras apreciar el Condor Andino te invito a visitar La Cruz Del Condor en el Valle del Colca Arequipa. Aquí los podemos observar a pocos metros y sentir el silbido de su paso ; de preferencia puedes visitar en los meses de Mayo a Setiembre. éxitos !!

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 46 seguidores

%d personas les gusta esto: