La Desmitificación de las Aves

Hoy tuve la oportunidad observar aves en un sitio al que en el pasado (bien pasado) visitaba con una relativa frecuencia. Me refiero al parque nacional la Tigra, un bosque nublado con variedad de senderos y una variada diversidad de aves para aprender y apreciar.

Fue una jornada interesante en donde se pudo caminar a través de los Sendero Granadillas y Sendero Jucuaras levantando información de presencia con los miembros del Club de Observación de Aves Los Alzacuanes. Digo que fue una jornada interesante pues me hizo recordar muchas facetas de mi vida como observador de aves y como algunas cosas que debieron ser como se pensaban, realmente nunca fueron así.

A ver, como explicar. El día comenzó con la detección de Campylopterus hemileucurus, Eugenes fulgens, Lampornis sybillae y Atthis elliotii en un “spot” que no conocía en un acceso relativamente fácil. Lo que es gracioso de esto es que “allá cuando pajareaba listeando” a Campylopterus hemileucurus solo se le podría observar en un árbol de Erythrina berteroana (Pito) localizado en el lado del Rosario, realmente lejos (y vea que los árboles de Pito en la tigra están por todos lados); Eugenes fulgens uy! ni lo intentés es demasiado dificil; Lampornis sybillae era un ave que nadie creía que era esa cuando uno la observaba (a pesar de tener fotos) y por último para Atthis elliotii solo existía un lugar en toooooda la montaña para ver la especie. Es decir, que para poder observar esas cuatro especies había que caminar montón, frustrarse y quien sabe que cosas mas.

Lo que me lleva a pensar en la importancia de la mayor cantidad de personas realizando una actividad. “Allá cuando listeaba” no existía eBird y por ende las listas disponibles para los diferentes “sitios de interés” actuales eran complicadas de conseguir y muchas veces quienes levantaban las listas celaban las mismas como que si guardaran el enigma del Código da Vinci o… es una pinche lista. Recuerdo bien cuando Honbubirding tendría un par de años de existir y se me “sugirió”que bajara todos los listados por que se consideró  era competencia desleal… jajaja, no, bajar los listados nunca iba pasar. Never, no way… Interesante es que ahí siguen los listados. Alguien algún día podrá hacer una comparación de la prehistoria del Birding en Honduras y como fue superado exponencialmente por la cantidad de personas calificadas realizando la actividad. ¿Bonito eh?

Pues, eramos muy pocos, un mercado cerrado y escasa información que hizo del proceso de aprendizaje mas lento, pero fue un proceso de aprendizaje, tal vez el nuestro fue menos exponencial que ahora con todas las maravillosas herramientas que existen para “tirar la pajareada”. El proceso se dio, funcionó y aquí estamos.

Total que ahí están esas aves, bien me decían Eugenes fulgens mejor buscalo en Opatoro y Guajiquiro (y ve que vuelve la mula al trigo y hasta allá fuí a buscarlo y mire no mas que lo encontré!). Pero ahora bien: ¿Si estamos en el mismo ecosistema, acaso las posibilidades de encontrar la especie no deberían ser relativamente las mismas? Si y no. Sucede que en la pajareada usualmente uno se deja llevar por la opinión del que sabe mas, tiene una mejor idea o ha pajareado mas un lugar. Si bien este es un precepto apropiado, recuerde que al aceptar el criterio de otra persona, se acepta la información pero también el prejuicio formado por esa persona. Vemos entonces “mejor no busques esa ave aquí sino que buscala en otra parte”.

Esta situación me carcome la cabeza en referencia a la distribución de una especie, en este caso el Taragón de Bosque Nublado Aspatha gularis. ¿Por que no se observa en la tigra? Volviendo a Opatoro y Guajiquiro con su simpática gente pequeña, es bien común y se observa. Me pregunto si será de nuevo el prejuicio el que está haciendo se desestime la búsqueda de la especie en la tigra o simplemente el ave no está presente en la zona, pues la tigra está bien peinada… No se, tengo mis dudas. Queda entonces responder la pregunta y así como se han desmitificado otras especies “target”, esta creo merece la atención.

Ahora con la estandarización en el uso de eBird se nos hace mucho más fácil saber que estamos viendo y que es lo que podemos ver, ya que se ha desmitificado mucha de esta prehistoria pajarera (Si, soy un dinosauro y a mucha honra… y mire que sobreviví el turuncazo). La actualización constante de las listas y las tendencias de las aves demostradas a través de muchos observadores alimentando la database… es como, se acuerdan en aquella peli de Batman cuando andaba buscando al Joker y utilizó todos los teléfonos de Gótica para hacer un espejo en tiempo real de la ciudad… bueno pues algo así es esto.

Observen aves por que les nace ese espíritu cazador por acecharlas, pero acéchelas con responsabilidad y ética. Observe aves por que desea hacer un cambio en su vida, pero que sea un cambio positivo que lo conecte con la tierra. Observe aves por que desea un mundo mejor para todos, pero sea un científico ciudadano.

Agradezco a los COALA´s y en particular a Gilberto, Enzo y Helder por aguantar mis chistes rancios durante la jornada. Gracias por ayudarme a reconectarme y levantar el chi.

Nuff said.

~ por Luis Daniel en octubre 2, 2016.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: