Alimentar a la Vida Silvestre

•septiembre 18, 2016 • Dejar un comentario

Interesante comportamiento tanto de humano como el animal.

De los animales con los q el hombre americano tuvo interacción x primera vez hace unos digamos 12,000 años fue esta ave, el águila calva (Haliaeetus leucocephalus). Su adaptabilidad de hábito alimenticio, sea este cazando peces o buscando carroña seguro hizo se acercara a restos de caza humana (bisonte, tripas de salmón, reno etc) su esplendor de tamaño o acrobacias aéreas, hizo que el hombre diera un lugars reverente y especial en su cosmovisión.

Las águilas al igual q los buitres son “recicladores de proteínas” es decir q gustosamente se alimentan de carroña y conseguir así una comida sencilla, sustanciosa y no gastar su energía. Energía=Proteínas=Carne. Es x esta razón q en ciudades donde el águila calva está regresando (por q estuvo en alitas de cucaracha un buen tiempo y a punto de desaparecer) q se le puede ver en rellenos sanitarios o basureros buscando la carroña que de lo contrario deberían volar muchos kilómetros al día para encontrar. Así como en esta instancia, las águilas ya se improntaron a la presencia humana y disfrutan una comida fácil.

Es correcto o no es correcto? Hmmm menuda pregunta. Pero pensemos, alimentamos a los colibríes y esos cazan pulgones, hormigas, ácaros etc. Alimentamos a las aves de percha (Passerinas) y esas cazan desde cucarachas hasta reptiles. Será entonces un doble standard? Bueno, hay q considerar que las rapaces en Honduras no se observan en esa abundancia, pero si fuera posible?

De hecho, en mi ir y venir x Honduras observando aves, he sentido un gran resentimiento hacia las rapaces x parte de las poblaciones rurales por los gavilanes se comen las gallinas, Buteogallus anthracinus y Rupornis magnirostris son los principales “villanos”. Estas aves solo responden a su instinto de una comida fácil. Y la verdad q es chistoso ver un gavilán llevarse un pollo en las garras.

Diglossa baritula

•septiembre 18, 2016 • Dejar un comentario

Diglossa baritula es un ave de unos 10cm de largo que vive en las tierras altas desde el centro de México hasta el norte de Nicaragua.

Existen 3 subespecies reconocidas, siendo Diglossa baritula parva la que se encuentra presente en Honduras. Lo que hace peculiar a este animalito es su pico en forma de ganchito y su mandíbula doblada hacia arriba en la punta. ¿Por que esa adaptación? Es para poder acceder mas fácil al nectar de las flores que se alimenta. Podría decirse que su hábito es similar al de los colibríes… Pero no es del todo cierto.

Su adaptación en el pico sirve como tenaza (o como una tijera) para acceder a algunas flores las cuales el nectar está muy profundo, cosa que los colibríes hacen con facilidad debido a su largo pico. Es por eso que a este pajarillo lo denominan “ladrón de nectar” ya que a diferencia de los colibríes que polinizan cada flor que visitan,Diglossa baritula simplemente hace un agujerito en el costado de la flor y con su lengua extrae el néctar sin hacer la respectiva polinización… Pero no todo es malo, algunas flores si son polinizadas.

Ahora bien, y como he venido diciendo por algunos años, el nectar es un alimento muy pobre en protéina y como ya saben, la base de la energía es la proteína, Diglossa baritula debe encontrar la manera de tener una dieta balanceada, es por eso que complemente su dieta de néctar con pequeños insectos que encuentra, los cuales son muy ricos en proteínas. En la estación llluviosa cuando la floración y los insectos son mas abundantes, los adultos son mas nectarívoros, mientras que durante la estación seca cuando las flores son menos, cambian su dieta por mayor ingesta de pequeñas frutas e insectos.

Hace de su hábitat sitios abiertos donde previamente existió bosque, esta predilección tiene su justificación y es debido a que en sitios donde mayor es la irradiación solar, mayor será la densidad de flores por metro cuadrado.

Atthis ellioti

•septiembre 18, 2016 • Dejar un comentario

Descrito en 1878 por Ridgway, Atthis ellioti es uno de los colibríes mas pequeños de la región mesoamericana con solo 7 centímetros de longitud, es mas corto que un lapiz Bic!

Su hábitat son los bosques nublados y montanos húmedos (viene siendo algo muy similar), como todos los colibríes, gusta de áreas abiertas desde donde puede vigilar mejor las flores de su territorio. Es tan pequeño que compite con abejorros, pero sus dimensiones pequeñas no evitan que persiga a aves del doble de su tamaño. Este pequeño tamaño hace también posible que otros colibríes lo confundan con abejorros y de esta manera roba nectar de otros territorios sin que lo detecten.

De las cosas mas impresionantes de esta especie es un “gorguera” color magenta, la cual es muy prendida e iridiscente en los machos, pero en las hembras es totalmente apagada. Esta característica tiene su importancia al momento de la reproducción para no delatar la posición del nido ante posibles depredadores.

No se estima que la especie se encuentre en peligro de extinción considerando que los bosques nublados se protegen de una manera casi eficiente en Honduras, asimismo no se estima que está en peligro en el resto de su rango de distribución que va desde el centro-sur de México, Guatemala, Honduras y el nor-oeste de El Salvador.

El Zanate y sus Dormideros Comunales

•septiembre 15, 2016 • Dejar un comentario

Ok, ok, La noche de ayer, Mario Reyes Jr Hondubirder del bonito departamento de Choluteca y estudiante de Biología UNAH, nos hizo llegar una interesante pregunta que decía mas o menos así:greattailedgrackleph3

La foto viene de http://www.utahbirds.org con Creative Commons y esas cosas.

He observado que en Choluteca, los Zanates cuando llega la noche agarran hacia los bulevares donde hay mayor tráfico humano, vehículos y luz para perchar en un árbol enorme que hay. ¿Por que hacen esto en vez de buscar un sitio alejado y tranquilo?

Hmm, muy bien, la respuesta tiene una serie de factores que inciden en el comportamiento del ave, así que trataré de contestar cada inciso y hacer una relación con los demás. Primero pensemos en los zanates como tales, son aves de la familia Icteridae, estas aves tienen algunas de sus especies una mentalidad gregaria, tal es el caso del Zanate (Quiscalus mexicanus), Guachir o Tordito (Dives dives) Oropéndolas o Urupas (Psarocolius spp) y las Chorchas (Icterus spp), algunas de estas duermen juntas mientras que otras hacen nidos en el mismo árbol y algunas ambas actividades. Entonces podemos asociar una explicación familiar. Pero se queda corta.

Ahora bien, el Zanate también conocido como Clarinero, como todas las aves tiene un hábitat y un hábito; en este caso su hábitar (el lugar donde vive, se alimenta, levanta su familia etc) consiste en áreas abiertas, pastizales, cultivos, aeropuertos, riberas de río, patios de las casas, areas verdes, arbustales, parques de barrio, parque central y cualquier otro sitio que sea abierto, hayan personas e infraestructura humana. Por otro lado su hábito (las cosas que se comen y la forma en que lo hacen) es variadísima! comen desde semillas de zacate, gusanos, insectos, pedacitos de chop suey, pan de la basura, bichejos acuáticos, polluelos y huevos de otras aves. Véase que comen casi cualquier cosa, lo que los convierte en animales muy adaptados a cualquier instancia, o se que no tienen problemas en encontrar alimento.

Al momento de seleccionar el sitio donde duermen, muchas aves hacen uso de los números para protegerse, en este caso entre mayor es la cantidad de aves, menor es la posibilidad de depredación por gatos, tacuacines, serpientes, niños con hondas etc. Esta opción de sobevivencia es usada por las aves al migrar, seguro usted lo ha visto con las palomas de castilla en las iglesias cuando decenas de ellas bajan y las personas caminan alrededor y las palomas no se asustan pues saben que son tantas que las posibilidades que las acechen es 1 en 10 digamos.

Los Zanates siempre buscan como dormidero árboles grandes de copa ancha, frondosos y altos (Guanacastes, mangos, Ficus) pues estos tienen una buena cantidad de ramas donde pueden sentarse a dormir considerando que son muchas las aves las que llegan (Y no solo zanates, pueden llegar palomas de ala blanca, guachires, turquitas, búhos etc).

Entonces, al ser muchos y tener un árbol enorme donde pueden descansar todos, la luz no es un inconveniente pues la misma cobertura de hojas del árbol les da oscuridad, la bulla de la ciudad no les afecta pues ellos están haciendo un ruido escandaloso entre 5 y 7 de la noche, además que si uno se descuida un zanate le puede bendecir con una “cagadita”, esto aunque no lo crean es también una estrategia de defensa pues un depredador que huele a heces, puede ser detectado por una presa con mayor facilidad.

Como mencionaba, muchas veces el mismo árbol donde duermen sirve también de sitio de anidamiento, por lo tanto el ave queda condicionada a que ese sitio es su hogar y durante su ciclo de vida puede desplazarse alguna distancia del árbol, pero siempre regresará o al árbol o la zona inmediata para dormir o establecer una nueva nidada. Los Zanates son polígamos, teniendo un macho varias parejas, de las cuales cuida el área como vigía y las hembras empollan y alimentan las crías. Imagine entonces 10 zanates machos con 3 familias cada uno, y cada nidada con 3 polluelos, eso va creando una cantidad interesante de aves en un solo árbol.

Ahora piensen en que sucede en la cabeza de un Zanate al regresar por la noche al árbol dormidero, además de pelearse un espacio de privilegio sobre el árbol (por decir las ramas mas altas por que dan mayor seguridad), acaso platicarán? por que recuerde que están gritando y vocalizando, acaso se dicen unos a los otros… hay un maizal como a 3 minutos al Oeste donde hay unos gusanitos deliciosos; anda un tractor botando árboles a 5 minutos al Sur, eviten esa zona; ¡Hey que alegre verte, pensé que el gato de la ribera del río te atrapó!… y de esta manera una completa historia natural emocionante y llena de intriga de la que posiblemente sea el ave mas abundante de Honduras.

Ahora ya lo sabe, lo aprendió en Hondubirding Roots….

El Tenaz

•septiembre 14, 2016 • Dejar un comentario

Contopus virens

Imaginen la energía, fortaleza, stámina y ganas de vivir que tiene este animalito. Digamos que vino volando desde lo mas al Sur de su distribución reproductiva, son casi 2000 kilómetros en línea recta, es decir sobre el mar y por tierra es fácilmente el doble! y si vno desde el norte de su distribución digamos que son mas de 4000 kilómetros en línea recta…

Nosotros nos quejamos de tener que caminar a la pulpería, caminar en el “mall”, tener que hacer fila en el banco y cualquier otra trivilalidad. Este personaje de la foto, se vino volando con todos sus amigos y familiares por que algo en su cabeza de pollo y muy adentro de sus entrañas le digo “VETE!” es hora de ir al sur; “GO” es hora de ir a Honduras; “VUELA”, es tiempo de alejarnos del frío que viene y buscar comida en otra parte.

Y así como lo hacen hoy, lo han hecho por miles de años y estoy seguro que con sus cabecitas llenas de plumas ya están encontrando la manera de adaptarse al cambio climático. Por que? por que en el fondo son mas inteligentes que todos nosotros, se valen de su instinto mientras que el humano de su inteligencia y prejuicio.

Salga al patio, vea las migrantes en su viaje, aprécielas por las sobrevivientes que son, por que son mas duras que un “coyol” por que son hermosas como las musas griegas, fatales como las Arpías, delicadas como una tela de araña. Y tenaces, eternamente infalibles….y seguro migrando van cantando aquella canción de Mathew Wilder “…. Ain’t nothin’ gonna to break my stride / Nobody’s gonna slow me down, oh-no / I got to keep on movin’ / Ain’t nothin’ gonna break my stride…”

Si aun no se convence que las aves son los animales mas increíbles… les recuerdo que once upon a time platicaron con los Dinosauros.

Bird times…}

dsc04356

•septiembre 13, 2016 • Dejar un comentario

https://culebracascabel.wordpress.com/2016/09/13/recuerdos-del-principio/

Tyrannus melancholicus… Colonia Godoy, 1o años después en el mismo lugar. Espléndido.

dsc04386

Los Arboles de la Ciudad y las Aves

•septiembre 12, 2016 • Dejar un comentario

Imaginen los árboles como pulperías (mercaditos de barrio, tiendita de abarrote etc). ok.

Cuando queremos comprar una coca vamos a la pulpe mas cercana por que queremos ir y venir luego, no asolearnos y no ser asaltados, mordidos por un perro etc. A veces es bien molesto llegar a la pulpería y nos digan “no hay”.

Lo mismo le sucede a las aves, estas encuentran su alimento en los árboles o buscan la sombra q estos dan. Diversas especies de arboles, traerán distintas especies de aves. Por ejemplo, cerca de mi casa en Tegucigalpa hay un enorme Guanacaste y un Ceibo, por esa razón todos los dias veo pericos q ya sea duermen en el ceibo o descansan en el guanacaste. Y a todos nos gustan los pericos.

Al mismo tiempo, entre estos árboles gigantes hay algunos guayabos y mangos que sirven de fuente de alimento para los pericos. Pero no solo a esta especie, sirve además a Chorchas, Zorzales, Chorcha locas (Saltator) y les da abrigo a palomas de ala blanca y tres especies de turquitas Columbina.

Esta situación aplica a las aves migratorias, en este escenario cercano a mi casa he tenido por mas de 10 años a chipes amarillos y en algunos años Chorchas de Baltimore. Así como las turquitas hacen del guayabo su casa permanente, las migrantes se hospedan en el.

Aun cuando estos árboles están separados por algunos cientos de metros, un ave cubre esa distancia en segundos al vuelo, lo q convierte a los árboles aislados en pulperías, centros comerciales y residenciales para aves. Ahora imagine un árbol de Guanacaste cada 200 ó 300 metros, una casa con un arbusto de rosas en el camino o un árbol de mangos. Poco a poco se va formando un ecosistema vegetal urbano. Si, es una asociación artificial en parte, pero cumple su objetivo de formar un corredor biológico.

Así como se intenta formar corredores entre áreas protegidas, como quien dice la conexión entre (punta sal y pico bonito), así los arboles, parques de barrio y áreas verdes determinan esa conectividad en la ciudad.

Y aunque parezca imposible, tener un jardín pequeño atrae aves.

Traigamos de vuelta el verde a la jungla gris. Su estado de ánimo le agradecerá y las aves conversarán con usted cada mañana y tarde.